Publicado: 28 de Mayo de 2018 a las 09:35

El peritaje con la visión de análisis exhaustivo

del sistema de atención médica y no de acto

médico, puede ser utilizado como

instrumento para mostrar claramente lo que

acontece en nuestros hospitales, cuando se

presentan eventos adversos en la salud del

paciente. Sabemos que estos resultados rara

vez son consecuencia de un sola falla, sino de

una serie de circunstancias concatenadas

interactuantes. Siendo así, el peritaje ya no

puede ser realizado en el tenor que durante

muchos años se ha venido trabajando; no

puede limitarse a conceptos pasados de la

práctica médica. En consecuencia, el perito

debe cubrir el perfil necesario, la metodología

debe ser capaz de escudriñar todo el contexto

del evento y el fundamento debe sustentarse

en medicina basada en evidencia.

“Acto médico” “Atención Médica” “Servicio

de Atención Médica”

La medicina ha cambiado, así como nosotros

hemos cambiado nuestra manera de

ejercerla y vivirla. Hemos ido aprendiendo a

romper el paradigma “acto médico” para

sustituirlo por “atención médica” o aún, en

forma más completa “sistema de atención

médica”. Entendiendo por atención médica,

al conjunto de servicios que se proporcionan

al usuario con el fin de proteger, promover y

restaurar la salud, así como brindarle los

cuidados paliativos al paciente en situación

terminal; y por servicio de atención médica, al

conjunto de recursos que intervienen

sistemáticamente para la prevención,

curación y cuidados paliativos.